Buscar
  • NextIdea4U

El futuro laboral en los próximos 5 a 10 años: la visión de dos expertas

Lo que depara el futuro laboral en los próximos 10 años, con la tecnología como transformador principal. ¿Qué cambiará? ¿Cuáles serán las condiciones?, incógnitas que se revelan a través de la opinión profesional de especialistas en el tema


Lo que el futuro laboral tiene reservado


Se viven épocas de transición, tras dos años de pandemia, la cual todavía presenta algunos resabios, sin embargo, el futuro laboral comienza a ver algo más claro el panorama. La tecnología, por supuesto, ocupará un lugar preponderante, todavía más acentuado del que hoy en día ya tiene.

De todas maneras, todo lo que se puede suponer es simplemente eso, meras suposiciones. Distinto es si se recurre a especialistas en el tema, profesionales que estudian el comportamiento y las variables que el trabajo puede tomar en el futuro.


Cambios de paradigma


Patricia Canepa, oriunda de Perú, es de hecho una de las especialistas de mayor renombre en este tópico a nivel regional. La co-autora del libro llamado: ‘El futuro del trabajo: Guía ágil para tu reinvención profesional’, comienza introduciendo de una forma clara los rumbos que tomará el trabajo y lo vincula de forma contundente con la pandemia: “Aparte de derrumbarse los paradigmas asociados a la presencia física en la oficina, y volvernos más digitales durante la pandemia, el modelo tradicional de trabajo está siendo replanteado hacia modelos más ágiles, más horizontales y un liderazgo más humano. La pandemia hizo que las organizaciones se reinventen, y esto exige el aprendizaje continuo y el entrenamiento en las nuevas habilidades que surgen dentro de la misma especialidad; o, en la adquisición de nuevas habilidades para asumir los nuevos roles, conocidos como upskilling y reskilling”.


Coincidente a esta primera reflexión de la experta en Perú, desde México también comparte su visión Selene Rayas, Coach de reinvención laboral: “La pandemia aceleró procesos, que ya se venían viendo igualmente. El primero es el trabajo remoto y flexible, pero que va camino hacia un trabajo asincrónico, en el que no necesariamente se esté conectado al mismo tiempo o cumpliendo horarios. Es probable que se llegue a un trabajo por objetivos o proyectos inclusive, en el que se trabaje en la nube, sin la conexión inmediata como algo necesario”.


Características y condiciones del futuro laboral de aquí a 5 y 10 años

A lo que ya adelantaban en los párrafos anteriores, las especialistas agregan características y detalles aún más reveladores de lo que será el futuro laboral en los próximos 10 años. “Lo remotó llevará a mayores contrataciones internacionales, de diferentes países. Las empresas aprovecharán la tecnología para contratar personas por proyectos individuales, lo que le dicen la gig economy, comenta Selene, quien es además CEO-fundadora de ‘Love My Job Company’.


Por su parte, Patricia Canepa aporta: “Gracias a los avances con la inteligencia artificial, por ejemplo, gran parte del trabajo rutinario, podrá ser asumido por la tecnología. Eso es importante porque tendremos más tiempo para dedicarnos a lo que nos gusta hacer, a desarrollar nuevas competencias o habilidades humanas como la creatividad, la innovación, la solución de problemas complejos, donde le llevamos ventaja a las máquinas, por ahora”, y a continuación se explaya: “Habrá más relacionamiento dentro y fuera de la organización, a través de ecosistemas que se nutren entre si. Se esperará más agilidad para cambiar y desde la toma de decisiones. Se fomentará a su vez el aprendizaje activo y continuo, y la tolerancia al error.

A todo eso, le incorpora: "A nivel global se ve una tendencia de enfocar las búsquedas de talento hacia habilidades y competencias concretas, diferenciandose de la mirada anterior que estaba más centrada en las credenciales de las personas, como por ejemplo dónde había estudiado. El mundo se ha vuelto mucho más colaborativo y la capacidad para trabajar en equipo, para apelar a la inteligencia colectiva y fomentar la creatividad e innovación, se tornará cada vez más indispensable".


El bienestar del trabajador como prioridad


Una de las condiciones más relevantes que se avisora en el futuro laboral, tiene que ver con el cambio de foco que se da, pasando el empleado a ser el centro de la escena. “Mucha gente cuando paso al remoto, se abrumó porque no encontraba la división entre trabajo y descanso. Fueron efectos secundarios de pandemia relacionados al agotamiento mental y físico. A partir de esto, el empleado y talento pondrá como prioridad su bienestar y eso hará que las compañías ofrezcan paquetes que incluyan condiciones más favorables”.

La autora peruana, que cuenta con otras publicaciones como Marque La Diferencia: Guía Práctica de Desarrollo Profesional", destaca también este aspecto del bienestar como algo esencial: “Me imagino un mundo donde las empresas y sus colaboradores tienen una relación más balanceada y equitativa, donde se valoran, no solo los resultados, si no el bienestar del empleado, incluyendo su salud mental y desarrollo, porque el efecto de la pandemia en las personas ha sido muy duro. Me encantaría ver un replanteamiento hacia jornadas más balanceadas y productivas, porque la línea entre el trabajo y la vida personal se ha vuelto muy difusa”.

Asimismo, aporta un dato muy interesante y que da cuenta de un debate que ya se da, pero se profundizará en el futuro: "Recuerdo haber visto un cuadro de los países de la OECD, donde apreciaba que los países con mayor productividad eran países donde se trabaja menos de 40 horas a la semana".


Tendencias del futuro laboral: habilidades, conceptos claves y más


Las transformaciones que sufrirá el empleo de aquí a 10 años obligarán a que los empleados deban aggiornar su formación, sobre todo en materia de tecnología, que provocará las mayores disrupciones, con el aliciente de no saber fehacientemente cuáles serán las innovaciones por venir.

Ante tal escenario, Patricia explica: Nadie puede predecir el futuro, pero las megatendencias como la tecnología, demográfica, urbanización y sostenibilidad, vienen a ser como una especie de bola de cristal, que nos indica por dónde están las oportunidades. Por ejemplo, si pensamos en los cambios demográficos, sabemos que vamos a vivir más años, esto quiere decir que los adultos mayores requerirán de servicios ad hoc, quizá profesores que les enseñen el tema digital, terapias físicas o medicina preventiva”

Suma también posibles carreras del futuro: “Con el tema de la urbanización y sostenibilidad, las carreras de ingeniería y arquitectura, enfocadas en las nuevas tecnologías. siempre tendrán demanda”, aunque por supuesto, las estrellas serán las ligadas plenamente al mundo tech: “Desde programación, hasta la experiencia del usuario, crecerá en demanda, especialmente si hablamos de tecnologías emergentes como la inteligencia artificial, la impresión 3D, la nube, en fin. Las empresas requieren reinventarse continuamente y esto requiere profesionales que dominen desde la gestión del cambio hasta las metodologías ágiles”.


Cuestión de nuevos lenguajes


Abordando esta faceta del futuro laboral con conceptos más específicos, Selene destaca: “Me gusta hablar de lenguajes y creo que va a cambiar el lenguaje tecnológico, a medida que las innovaciones se sigan dando. Si bien no es necesario saber programar, si entender un mínimo básico va a ser importante para automatizar funciones. El conocimiento sobre criptomonedas será clave, algo que con la pandemia se instaló definitivamente. No se trata de ser un experto, pero si al menos saber los conceptos generales, de que trata el blockchain, bitcoin, NFTs, entre otros”.

Sin embargo, lo técnico no es todo, la coach que reside en el área de Monterrey, también comenta: “El lenguaje de comunicación digital será muy importante. Todo lo que fue marketing digital, creadores de contenido, explotó, hubo un boom. Hace 5 o 10 años era inimaginable que a alguien le paguen por manejar redes sociales y ahora viene el momento de gente que trabaje desde el metaverso quizás”.


Un mundo descentralizado


Los procesos no son iguales en todos lados. Existen economías y sociedades que están un paso por delante de otras, en especial las que hacen de la tecnología su fuerte, como puede ser Asía. De todos modos, la globalización ataca esas diferencias y el futuro laboral parece estar ligado a una descentralización.


“En un mundo globalizado y tecnológico, las fronteras se derrumban. A veces los cambios vienen con la velocidad del rayo como fue el caso de la pandemia, a veces se van dando más lentamente, pero llegan. Entonces, si quieres ser relevante, el mejor consejo es estar preparado para competir a nivel global”, afirma Patricia.

Selene, en cambio, trae a la mesa un concepto del que se habla mucho en estos tiempos: “la web 3.0 es un pilar del futuro laboral, al igual que todo lo que tenga que ver con descentralización, como las criptomonedas. De hecho, ya hay compañías que comienzan a pagar de esa forma. Cada vez habrá menos intermediarios entre solución y problema, todo será mucho más interactivo”.


Skills ineludibles para mantenerse empleables


Hay habilidades que no pueden pasarse por alto, porque terminarán siendo básicas dentro de 10 años y pueden dejar a cualquier persona fuera del juego. “Las soft skills como el pensamiento crítico y la creatividad no pueden dejarse de lado”, sentencia Selene y lo hace porque entiende que diferenciarse de las máquinas será elemental, tal como más arriba también lo expresaba Patricia Canepa.

Es la propia escritora y bloguera, quien además complementa: “En cuanto a habilidades, el mundo del trabajo exige lo que llamamos “power skills”, que es la combinación de las habilidades duras más las humanas. Ya no basta con dominar tu especialidad, requieres el dominio de habilidades humanas y trasversales, porque todo cambia en cualquier momento y hay que adaptarse, trabajar en equipo y hacerlo de manera ágil para dar resultados”.


Enlace al artículo: https://www.nextidea4u.com/news/65-el-futuro-laboral-en-los-proximos-5-a-10-anos-la-vision-de-dos-expertas


29 visualizaciones0 comentarios