top of page
Buscar

La autora de “El futuro del trabajo” explica de qué se trata la reinvención profesional . Asegura que con el teletrabajo, debemos estar preparados para competir por un puesto a nivel mundial.




La pandemia ha puesto a prueba las capacidades y actitudes de todos los trabajadores. Por eso, la reactivación exige que las personas se reinventen profesionalmente para cumplir con las expectativas que el futuro demanda. Conversamos con Patricia Merino Aspauza, consultora asociada de LHH DBM, sobre su más reciente publicación, “El futuro del trabajo. Guía Ágil para tu Reinvención Profesional”, escrito en coautoría con la también consultora Patricia Cánepa.

A raíz de la pandemia, ¿qué ha cambiado en las empresas a la hora de contratar y cómo podemos acercarnos a ser el candidato ideal que buscan?


Apreciamos dos cambios principales a la hora de contratar. El más evidente es la contratación bajo el esquema de teletrabajo para todo tipo de posiciones, incluso algunas posiciones corporativas. Esto quiere decir que el factor geográfico ya no es un limitante, lo cual implica estar aún más preparados para competir a nivel mundial. Por otro lado, la pandemia aceleró la adopción digital y exigió actuar en entornos de alta incertidumbre. Las empresas están priorizando estas áreas en las evaluaciones de los procesos de selección. Hoy se valora mucho a las personas que puedan dar resultados en entornos inciertos, que sepan innovar o hacer más con menos, así como manejar cambios o transformaciones digitales donde las habilidades interpersonales son críticas, pues hay que trabajar en equipos multifuncionales.

¿Cómo evitar perder vigencia profesional? Además, ¿todos debemos reinventarnos? ¿Cómo empezar?


El sentido de intuición sirve como una alarma: te avisa que estás perdiendo vigencia. Pero a veces no sabemos qué hacer o dónde empezar, entonces seguimos haciendo lo mismo, nos desfasamos y perdemos relevancia profesional. Es por ello que tenemos que estar al día con todo lo que está pasando alrededor de nosotros, en nuestro trabajo, industria, y en el mundo en general, cómo están evolucionando las carreras, qué oportunidades nos revelan las tendencias, qué habilidades y mentalidades se tornan críticas para liderar nuestras carreras. Así podemos identificar las brechas que tenemos que cerrar para enfrentar el futuro del trabajo con éxito. Pero tenemos que pasar de la información a la acción. Por eso el libro plantea un modelo de reinvención de 10 pasos, inspirado en metodologías ágiles, que se resumen en 3 partes: 1) plantear tu propuesta de valor actual, 2) definir metas futuras; y 3) definir un prototipo de tu propuesta de valor futura. Paso a paso y de la mano de otras herramientas, como las conversaciones exploratorias y una guía de ejecución, vas afinando y evolucionando tu propuesta para mantenerte relevante.





¿De qué forma la mentalidad marca el éxito profesional?


Estoy convencida de que uno es lo que piensa. Tu actitud hacia cómo enfrentas las situaciones o problemas es crítica para determinar tu éxito profesional. Hemos identificado 7 mentalidades que debe asumir el profesional moderno, que incluyen la mentalidad positiva, la ambidextra, la de camaleón, entre otras. Todas son importantes, pero quizá una de las más importantes es la mentalidad positiva, el pensar que “si se puede,” a pesar de los obstáculos.


¿Cuáles serán las principales habilidades duras que debemos tener en el futuro?


Las habilidades duras son aquellas propias de tu especialidad, donde se espera que no solo estés al día con lo último en tu carrera si no que te diferencies de alguna manera a través de tus contribuciones. Entre las más demandadas están todas las que tienen que ver con el dominio de tecnologías hasta las que sirven de apoyo como el razonamiento analítico, el diseño de experiencias de usuarios, todo lo relacionado al e-commerce y ventas especializadas, entre otros. En cuanto a habilidades duras, mi recomendación es que, hagas lo que hagas: 1) domines los fundamentos de tu especialidad, destaques en ella y la complementes con una visión de las humanidades, 2) te pongas “anteojos digitales” para conocer sobre las tecnologías emergentes y cómo puedes aplicarlas para producir mejores resultados y más rápidos; y, 3) domines las habilidades duras de gestión como el desarrollo de estrategias con visión de futuro, la gestión del cambio, entre otras.


¿Y cuáles son las habilidades humanas del futuro? ¿De qué forma comunicarlas o hacer saber que las tenemos?


Podemos hablar de las habilidades de creciente demanda. Si nos remitimos a las que señala el World Economic Forum al 2022, te das cuenta de que la mayoría son habilidades humanas, la creatividad o la innovación, el pensamiento crítico tan necesario para tomar decisiones y solucionar problemas, entre otros. Si convivimos con la tecnología, tenemos que sacar a relucir precisamente estas habilidades humanas para diferenciarnos de ella y trabajar en equipo. Las máquinas y la tecnología se convierten en nuestros mejores aliados, “aumentan” nuestra inteligencia y capacidad para lograr mejores resultados. La maravilla de la tecnología es que nos permite dejar de hacer lo rutinario y enfocarnos en lo que mejor sabemos hacer: soñar, crear, innovar y trabajar en equipo para crear y lograr grandes cosas.


¿Cómo serán los líderes del futuro y en qué se diferencian de los de ahora?


Un mundo altamente volátil e incierto, exige que los líderes asuman lo que denomino una “mentalidad ambidextra”, donde deben sentirse cómodos recurriendo tanto a su lado más racional como al más creativo, así como adaptarse a diversos entornos y dar resultados en situaciones tanto de crecimiento y claridad como de complejidad y estancamiento. Se espera que los líderes del futuro sean cada vez más ágiles por lo que deben trabajar de la mano de la tecnología, así como de las personas, liderando equipos remotos como presenciales y aplicando metodologías ágiles. Se evidencia una tendencia hacia el liderazgo con propósito e influencia, un liderazgo más humano que prioriza las relaciones interpersonales para crear e innovar en un mundo cada vez más colaborativo. Los líderes tienen que identificar oportunidades de crecimiento futuro y sostenibilidad, sintonizadas a un propósito alineado con los intereses de los diversos stakeholders.


¿Qué papel jugará el networking en el futuro? ¿Y las redes sociales?


Las redes juegan un papel imprescindible en entornos cada vez más colaborativos donde se espera agilidad, innovación y el aprovechamiento de la tecnología para resolver problemas. El networking y las redes representan el interfaz humano y son un engranaje clave. Sirven para ampliar la inteligencia colectiva, crear sinergias y agilizar los procesos y resultados. Construir relaciones a través de una sólida y amplia red de personas, enriquece tu patrimonio profesional pero requiere dedicación. Implica cultivar relaciones amplias y variadas, que siguen dos principios básicos universales que son “juntos somos más” y “dar para recibir.” Durante la pandemia por ejemplo, vimos cómo ejecutivos alrededor del mundo recurrieron a colegas en sus redes, para disipar dudas, compartir ideas y apoyarse en la incertidumbre. Es lo que llamamos la “mentalidad tribu”, que no es más que reconocer el valor de construir relaciones y ecosistemas tanto dentro como fuera de la empresa. También incluye participar activamente en el ecosistema mundial digital, uniendo esfuerzos a través de grupos con intereses similares para generar oportunidades, sacar iniciativas adelante o resolver problemas en común. Es el modus operandi de los mejores.



45 visualizaciones0 comentarios
  • Redación El Comercio

Las expertas en coaching Patricia Cánepa y Patricia Merino publican, al alimon, una guía ágil para la reinvención profesional en tiempos post Covid.


Cuando todos creíamos que el coronavirus era una enfermedad lejana, al otro lado del mundo, de pronto el tapabocas pasó a ser parte integral de nuestro ‘outfit’ diario. Y el entorno también se transformó: fábricas de automóviles convertidas en plantas de producción de respiradores artificiales, coliseos de toros transformados en centros de asistencia social, pasaporte de inmunidad como documento indispensable para viajar. Y cuando el confinamiento y la incertidumbre terminaron por fracturar nuestra cotidianidad, la respuesta tuvo que ser masiva, progresiva y francamente vertiginosa. Hasta que esas alteraciones temporales terminaron por convertirse en verdaderos cambios de paradigma.


El e-commerce, el tele trabajo y la teleducación, por ejemplo, son algunos procesos de inserción tecnológica que se tuvieron que incorporar a nuestro modus vivendi más rápido de lo previsto. Así también lo creen Patricia Canepa y Patricia Merino, dos expertas en coaching que estaban volcando sus experiencias y conocimientos en el desarrollo de unas recetas prácticas para el éxito profesional cuando llegó el virus. Entonces tuvieron que rehacer sus pasos. “Nos vimos obligadas a reescribir capítulos enteros, especialmente las carreras cuya demanda se iba a acelerar en el futuro. Es así como incluimos 10 tendencias post Covid-19 que plantean oportunidades”, señalan.


Todo lo cual, de manera muy didáctica, aparece en “El futuro del trabajo – Guía ágil para tu reinvención profesional”, volumen indispensable a la hora de enfrentar un mundo que cambió muy rápidamente. Y que evidencia la urgente necesidad de habilidades como la creatividad y el trabajo colaborativo ante problemas complejos. El énfasis, por supuesto, tiene que ver con la aceleración de los procesos digitales para enfrentar retos cada vez más difíciles en entornos cada vez más inciertos. “Sí bien este libro trata sobre el trabajo, no queremos que sea un trabajo leerlo”, concluyen las autoras.


73 visualizaciones1 comentario

HayFestivalArequipa@BBCMundo

Habilidades humanas como la colaboración, la empatía y la creatividad son clave.

Cuando hablamos del futuro del trabajo, los expertos dejan claro una cosa: el futuro es hoy.

Y lo es más si cabe porque la pandemia del nuevo coronavirus ha acelerado muchas cosas, y buena parte de ellas en el entorno laboral.

La covid-19 ha agregado buenas dosis de incertidumbre al mundo laboral, pero también algunas oportunidades.

Es en estas últimas donde quieren centrarse las consultoras y expertas en liderazgo peruanas Patricia Cánepa y Patricia Merino. Ambas son autoras de "El futuro del trabajo" (2020), libro en el que proponen una serie de estrategias para navegar por el mundo laboral actual, contemplando el escenario post-covid.


En el marco de su participación en la edición digital del Hay Festival Arequipa hablamos con ellas sobre los cambios que supuso la covid, el futuro y las habilidades que hay que desarrollar para tener éxito en el mundo laboral.


"El teletrabajo llegó para quedarse"


Para Cánepa y Merino, la tecnología es el gran motor del cambio cuando hablamos del futuro del trabajo y ahí, el impacto de la pandemia ha sido enorme.


"La aceleración de la adopción digital en los primeros meses de la pandemia ha hecho que se adelante todo 5 años. Así que lo que veíamos como una fase más lejana, está aquí ya", explica Merino, quien también es profesora del MBA de CENTRUM en liderazgo.


"La transformación digital llegó y no tiene vuelta atrás".


Para las autoras, la pandemia derribó el mito de que el teletrabajo no funciona.

Merino destaca además que en el escenario covid "se ha roto un mito importante: el de que el teletrabajo no funciona".


"Temas como la teleeducación, la telemedicina y el teletrabajo han generado cambios profundos que llegaron aquí para quedarse".


Sin embargo, destaca que los retos, particularmente en los países de la región aún son importantes, principalmente en dos aspectos: educación e infraestructura.


"Hay un reto educativo muy fuerte. El futuro del trabajo plantea una mentalidad de eterno aprendiz, que no viene sola", dice. "Es importante que haya una coordinación entre la empresa y el Estado para poder facilitar los recursos de educación online que permitan este proceso".


Pero la experta se muestra optimista, ya que "se pusieron en la agenda temas que no estaban, el democratizar el acceso a la salud, a la educación".


"Esto está obligando a que se trabaje en temas que ni siquiera se había pensado. Los gobiernos se han visto forzados a poner estos temas en la agenda y ya eso es bueno", agrega.


Habilidades técnicas y habilidades humanas


Además de plantear las tendencias del futuro del trabajo, en su libro, Merino y Cánepa desglosan una serie de habilidades que son críticas en el escenario laboral de hoy en día.


Cánepa, quien también es conferencista en liderazgo, explica que ese conjunto de habilidades hay que dividirlo en dos: por una lado, las habilidades técnicas y, por otro, las humanas.


Patricia Cánepa es consultora y conferencista en liderazgo y el futuro del trabajo.


"Por el lado técnico, nos enfocamos en tres cosas: tienes que dominar las habilidades propias de tu especialidad, y eso hay que combinarlo con habilidades tecnológicas, es decir, habilidades que te permiten manejarte en el mundo de hoy y, por último, todo lo que tiene que ver con habilidades de gestión".


Sin embargo, en el mundo laboral de hoy, "las habilidades humanas cobran cada vez mayor importancia y es lo que los estudios nos dicen que las organizaciones están teniendo dificultades para conseguir", dice la consultora.


Y entre esas habilidades humanas, en un escenario como el actual, destacan la colaboración, la empatía y la creatividad.


"Enfrentamos un mundo ágil, un mundo dónde tienes que colaborar, si no, no puedes lograr los resultados a la velocidad o con las eficiencias que se esperan", puntualiza Cánepa.


"Entramos a un entorno muy incierto, donde hay mucha neblina en el camino, y donde tienes que apoyarte en otros y apoyarte en la inteligencia colaborativa".


Además, ante problemas que son cada vez más complejos, es importante desarrollar el pensamiento crítico, esa capacidad de visualizar diferentes perspectivas, "y para hay que abrazar la diversidad, buscar activamente gente que piense distinto", agrega Merino.


"Si en un equipo todos empezamos a pensar igual, algo estamos haciendo mal".


La colaboración se vuelve vital en el escenario laboral de hoy en día.


Repensarnos como seres creativos


La pandemia ha generado un nuevo escenario en el que cobran mucha mayor importancia los modelos de organizaciones ágiles.


"Son organizaciones muy planas, con pocos niveles, donde tienes una serie de células que trabajan con jefes de tribu", dice.


"Las organizaciones ágiles han creado una necesidad imperiosa de desarrollar más que nunca las habilidades humanas, porque lo que se mueve dentro de esas organizaciones son procesos sociales y entonces la creatividad se torna crítica. De hecho, es la habilidad más buscada en LinkedIn".


En ese sentido, las autoras invitan a las personas a "repensarse como seres creativos".


"En esta era, ser creativo implica identificar problemas y para eso primero tienes que ser empático, para lograr identificar problemas, y si tú identificas un problema vas a automáticamente pensar en la solución", dice Merino.


"Esa es la creatividad que hay que impulsar: se llama la creatividad práctica, que se define como la capacidad de identificar y resolver problemas.


Cánepa y Merino proponen repensarnos como seres creativos.


"Las personas tienen reencontrarse con su yo creativo, desmitificando esa idea de la creatividad como un don extraterrestre, que solo tienen unos pocos".


"Si tú sigues un método, puedes ser una persona creativa. El problema es que la gente cree que esto se va a dar por epifanía".


Un proceso de reinvención continua


Otro de los conceptos más potentes en el mundo laboral de hoy es el de aprendizaje activo.


La mejor manera de aprender es haciendo y se espera que en las organizaciones ágiles, las personas estén involucradas en proyectos donde efectivamente pongan en práctica esta premisa", apunta Cánepa.


"Experimentando y equivocándose, para poder ir aprendiendo en el camino. Se necesitan personas curiosas, que vayan explorando".


Y esa curiosidad tiene que ser de por vida.


Patricia Merino trabaja en temas de liderazgo en Perú.

"Tienes que entrar en un proceso de reinvención continua, porque el futuro del trabajo plantea un proceso de aprendizaje continuo, que tú tienes que seguir", explica Merino.


Por eso, en su libro, las autoras idearon el que llaman "mapa de reinvención".


"Consta de una primera parte sobre lo que una persona tiene para ofrecer: la propuesta de valor actual, que es la prueba angular de su propuesta de reinvención. Luego pasamos a ayudarlo a identificar sus metas de futuro, y con ellas, se obtiene un prototipo de propuesta de valor futura", explica Merino.


"Queremos contribuir al empoderamiento de las personas, para que puedan reinventarse de acuerdo a las necesidades que vaya planteando el futuro del trabajo".


Y en cuanto a esas necesidades, Merino y Cánepa mencionan tres áreas donde en la región van a surgir muchas oportunidades laborales: la educación, la salud y las energías verdes.


________________________________________________________________________

Este artículo forma parte de la versión digital del Hay Festival Arequipa 2020, un encuentro de escritores y pensadores entre el 28 de octubre y el 8 de noviembre.

________________________________________________________________________


Artículo extraído de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-54668226

36 visualizaciones0 comentarios
1
2
bottom of page